Corto aliento, largo alcance



                                                       Foto de Hannes Killian

Use bolígrafo azul.
No se salte los márgenes
No ensucie ni doble la hoja.
Evite sudar, llorar, eyacular.
Sea ordenado
Escriba       (¿no escucha?)

Deberes:
Para mañana
 tráigase completo.
Acumúlese.

Recomendación:
mantega la honestidad en silencio.
Entienda: Es falso que el  papel aguante todo.
No lo interrogue, entonces.

No copie sin citar  gemidos
caricias
piel olvidos  abrazos
líneas de cuerpos conocidos


Si tiene alguna duda
será mejor formularla
unas dos horas antes
de que un trazo -mínimo o no-
se le aferre a la muñeca  al pecho  a los pasos
amaneciendo -con fórceps-
un rumbo
un modo
un fin
una posibilidad

Regrese en dos o tres momentos
para conocer  su nota.
Será subjetiva. Como casi todo. 

Si faltara, ha de traer  el certificado
de vida.
No la fe.

Sea impuntual. Nadie lo notará.
En cuanto llegue, deje en recepción
el espejo donde confirmará -una vez más-
que lleva lo necesario
su entereza
su máscara
su cansacio
su voz

Le espera el mañana
de palabras incautadas
Necesitamos que escriba
sabiendo que muerde un extravío.


                                                Marcia Haydée (1967) de Hannes Killian













Comentarios