Sin orden del día




                                                                  Foto de Robert Frank



Amanecí sin poema entre las manos

igual que una agonía
si un poema no acude
se enroscan los latidos

desconfío de las palabras
ciegas
huidizas
ignoradas
 pero sin ellas los días
mohosos
se arrinconan mirando a la pared.

hoy amanecí sin poema

cómo hablaré de tus cigarrillos olvidados
o del tonteo ante el espejo
cualquier domingo
 cualquier consuelo
después de la caída en el parque
si las palabras tardan en traerte
más insondable
...
hoy ha sido un día largo
el río ha seguido su cauce
te has sentado a ver la tele un rato
he hecho pasta con vegetales
he hablado con mi madre
 el cielo tenía  esponjas marinas
Nada de esto ha querido ser más.
Lo llevo bien.
Como no haya pronto un mejor viento
vendrás a decirme que no hay poesía
ni vida;
volverá tu  silencio imantado. 




Comentarios