Rito





                                                        Foto de Cyrille Druart

Abre la ventana para aliviar las sábanas.
Ven.
Aterrízame 
no contra ti
sino por ti.
Toca.
Colócame antes de tus líneas.
Delante de tus manos.
Fuera de tus ojos.
Hazlo temprano, al amanecer.
A ti la noche te gana el pulso.
Yo sólo puedo amparar  al mío. 

No escandalices ni asombres.
No aúlles.
Recuerda que para este ritual
sólo tenemos un día.

Será mejor si recorres las cortinas
como acariciando una ráfaga del mañana.  
Pareceremos amantes normales y esperanzados.  

                                                            Foto de Kasuo Sumida.

Comentarios